¿En qué fijarse al comprar una cámara compacta?

Segunda parte “consejos para comprar una cámara”. Parte 1 réflex o compacta puedes leerlo aquí

Nunca olvidaré una vez un señor que pidió ver por mi cámara, movió el lente y me miró con cara de decepción diciendo “oiga mijita, pero su cámara es muy re mala, tan grande y no tiene nada de zoom.  ¿Eso es todo lo que hace?”.

Me acuerdo de otra amigable señora que se jactaba de su buena inversión, al darse cuenta que su cámara compacta y mi réflex “gigante” tenían la misma cantidad de megapíxeles y eran exactamente lo mismo.

Dos pequeños ejemplos de tantos que demuestran qué valora la gente al comprar una cámara: la cantidad de megapíxeles y un generoso zoom. Pero… ¿son los elementos más importantes?

La calidad de una cámara y las imágenes que produzca depende de 3 cosas: la óptica, el sensor de la cámara (ahí entran a jugar los megapíxeles) y el procesador.  ¿Qué son estas cosas? Lo explicaré en la forma más sencilla y básica posible:

*La óptica es el lente de la cámara. En términos generales los de mejor calidad son de cristal, son de mayor diámetro y lo traen marcas conocidas. Los de mala calidad son de plástico, de tamaño pequeño y lo traen las cámaras más baratas.

Me detengo en el tamaño del lente. Mientras mayor sea el diámetro del lente, mayor será su luminosidad y,  por lo tanto, mayor su nitidez y calidad de imagen. ¿Se entiende?  ¡Por eso los lentes de las réflex son tan grandes! (independiente q sean o no sean zoom)

Y aquí viene el famoso tema del zoom y del gran angular que tanto nos gusta: acercarnos o alejarnos el máximo posible a algo. Lo primero es tener ojo con las cámaras muy baratas porque traen lentes de foco fijo (no se mueven), que para acercar el objeto a fotografiar usan zoom digital en vez de zoom óptico. El zoom digital no se usa -o no deberías usarlo- porque la imagen es pésima e irreal, lo único que debes fijarte al comprar una cámara es en el zoom óptico que trae, que acerca las imágenes de forma real, tal como lo hace un binocular. El zoom digital es una publicidad más para engañarte. NO SIRVE.  También cuidado cuando te prometen mucho zoom, porque por estructura un zoom óptico gigante no puede ir en una cámara chica, sólo puede ir en compactas de mayor tamaño.

El efecto contrario es el gran angular, que abre la imagen y permite abarcar muchas cosas en una foto. Pero como decía antes su uso ideal es para paisajes y fotos en interiores (por ejemplo fotografiar la pieza del hotel) y no gente, porque se verá distorsionada.

Por último, debes considerar si te conviene o no un lente con mucho rango focal (un lente con super gran angular y super zoom), porque deforman la imagen y tienen aberraciones en imagen y color.

 

*El sensor y la publicidad engañosa de los megapixeles. El sensor es la pieza de las cámaras digitales que reemplaza la película de las cámaras antiguas. Un sensor está compuesto de miles o millones de pequeñas celdas o “fotoceldas” sensibles a la luz, donde cada una de estas fotoceldas equivale a un punto o píxel, que en conjunto formarán la imagen cuando se tome la fotografía. Entonces cuantos más megapixeles tenga un sensor, mayor cantidad de puntos (pixeles) tendrá la foto y, por lo tanto, tendrá mayor resolución.

Pero la resolución influye en el tamaño de la imagen, pero no tanto en su calidad. Puedes tener imágenes de gran resolución pero con mucho ruido, con aberraciones cromáticas, etc, etc. Sí es importante en el tamaño de impresión que puedes lograr: a mayor cantidad de megapíxeles, mayor el tamaño que puedes imprimir sin que la imagen se vea repleta de puntitos (pixelada). Acá puedes ver una tabla de impresión http://www.distrogeek.com/2011/05/tamano-de-impresion-vs-megapixeles/ Pero verás que para imprimir en 13X18 en calidad perfecta, no necesitas más de 4 megapixeles.  ¿Realmente necesitas más de 10 megapixeles en una cámara?

Lo más importante –y por eso hablo de publicidad engañosa- es que no es lo mismo tener 10 megapixeles en una cámara de celular, que 10 megapixeles en una réflex. ¿Por qué? Por el tamaño. Imagínalo así: sería como repartir 10 millones de pixeles en una moneda de $500 versus repartir los mismos 10 millones de pixeles en una moneda de $5, obviamente en un área más grande puedes tener pixeles más grandes que capten mejor la luz. Por eso, entre 2 sensores del mismo número de megapixeles, el de mayor tamaño tendrá menos ruido, la imagen será más nítida y será capaz de mejores tomas en lugares con menos luz.

Finalmente recuerda que la cantidad de megapíxeles influye directamente en el tamaño de archivo de cada foto. Un excelente negocio para los que venden discos duros, un mal negocio para tu bolsillo.

 

*El procesador es el cerebro de la cámara. Es el encargado de convertir la información captada por el sensor en una imagen.  Por eso un buen procesador también es vital en la calidad de una foto, ya que dependerá de él la nitidez de la imagen, la cantidad de ruido, si la exposición está correcta o si los colores son fieles a la realidad o no, entre muchas otras funciones.

Del procesador también depende la rapidez de funcionamiento de la cámara o si puedes tomar una serie de fotos continuas (ráfaga) o no. Hay cámaras que pareciera que hay que darles cuerda entre una foto y otra y hay que rogarles que terminen de enfocar, en cambio hay cámaras que hacen enfoque casi instantáneo y toman varias imágenes por segundo en máxima resolución.

 

Otros puntos a considerar:

ISO. Antes conocido como ASA es la sensibilidad que tiene un sensor a la luz y te permite tomar fotografías con poca luz. Comprueba que tu cámara pueda disparar con calidad (sin ruido excesivo) desde su sensibilidad mínima, normalmente 100 ISO, hasta los 400 ISO. Más allá de esta sensibilidad ninguna compacta ofrece fotografías de calidad (sí en réflex).

Estabilizador de imagen. Aunque te creas con buen pulso, siempre existe un mínimo movimiento en la mano que se hace muy detectable en tomas con poca luz. Por eso es indispensable que la cámara tenga un estabilizador de imagen mecánico u óptico (no elijas una con estabilización por software), que te ayude a compensarlo.

Baterías. Las de litio son las más duraderas, son muy livianas y son recargables, a diferencia de las comunes alcalinas que pesan mucho y duran poco.

Tamaño. Aunque la tecnología avanza, en fotografía aún no han podido crear una cámara compacta que tenga la calidad de una réflex. Ya vimos que calidad se relaciona, entre otras cosas, con un sensor grande y un diámetro grande del lente. Existe una gran gama de compactas de mayor tamaño, con funciones semi profesionales.

 

¿Cómo aplicar toda esta información en la práctica? Si no eres adicto a la fotografía, no quieres complicarte la vida y sólo buscas una máquina que te permita inmortalizar recuerdos en forma decente, la respuesta es tan simple como prefiere una marca conocida y un modelo relativamente nuevo y deberías tener resultados aceptables (en teoría, claro). Como ya te dije no te dejes seducir por cámaras con tantos y tantos megapixeles… no los necesitas!!

Ahora, si quieres hacer una buena inversión y buenas imágenes, busca, pregunta, lee de la cámara que quieres comprar y compara con otras antes de decidir. No hay otra forma. Esto es igual que comprar un auto. No compras un auto simplemente porque anda, lo compras porque  te fijaste en su seguridad, porque es económico,  porque te sirve para caminos de tierra, etc. En cámara es exactamente lo mismo. Pregúntate cuál es la característica que más valoras en una cámara (rapidez, tamaño, calidad de imagen), cotiza y busca una que se pueda adecuar a tus necesidades y presupuesto.

 

Próximamente ahondaré en las cámaras réflex: semi profesionales versus profesionales. La Parte 1 réflex o compacta puedes leerla aquí

One thought on “¿En qué fijarse al comprar una cámara compacta?

  1. Excelente artículo yo tenía las nociones de esto, pero con este artículo tengo para referirme cuando me pregunten sobre el tema.
    Y súper clara la explicación.

Deja un comentario