Consejos para comprar una cámara

Últimamente he recibido un montón de preguntas sobre cámaras. ¿Cuál es mejor? ¿Qué me recomiendas? ¿Réflex o compacta? ¿En qué me fijo? Y la respuesta no es fácil, porque depende 100% de lo quiera el comprador y NO existe la cámara perfecta.

Parte 1. Réflex  o compacta.

Las réflex son las cámaras profesionales y semi profesionales, esas grandes, de color negro y que son el sueño de todo amante de la fotografía. Las compactas son aquellas pequeñas que uno dispara sin complicaciones y guarda en el bolsillo, aquí tienes toda la gama PowerShot, CoolPix, CyberShot, entre muchas otras. Vamos comparando.

Precio e inversión. Las réflex no bajan de US$800, las compactas las encuentras desde US$200 o menos.

Pero, es importante saber que las réflex son aparatosas y que siempre vas a necesitar invertir en nuevos “juguetes”. De partida no basta un solo lente, hay lentes especializados para cada tipo de fotografía y cuando los usas te das cuenta que necesitas uno mejor, con mayor rapidez, más luminoso. Es decir, NUNCA terminas de comprar cosas para tu cámara: parasol, filtros, flash, trípode, mejores tarjetas de memoria, cobertores de lluvia, un nuevo lente, un bolso especial para cargar tu cámara y accesorios, etc, etc. Y, obviamente, debes pensar que cada uno de esos juguetes abultan, pesan y que todo eso debes cargarlo cada vez que salgas a fotografiar. En promedio el cuerpo de una réflex pesa 800 grs y cada lente entre 400 y 800 grs.

Con las compactas compras una vez y ya está. Hay cámaras que tienen un gran angular grosero y zoom grosero, equivalente a los que usan los fotógrafos deportivos (esos blancos gigantes).  Es decir, tienes todo en una misma cámara y puedes guardarlo en tu bolsillo. Así de simple.

Ahora, obviamente el resultado no es comparable a una réflex. La distorsión de los gran angulares es notoriamente horrible en muchas compactas y, además, la gente lo usa en todas las ocasiones, siendo que sólo sirve para tomas panorámicas de paisajes y algunos usos específicos en interiores. El gran angular NO sirve para tomar fotos de gente, porque te sale la cara distorsionada, como si estuvieras mirando por el ojo mágico de las puertas.

Calidad. Ninguna cámara compacta tiene la capacidad técnica de una réflex. Ninguna! como la rapidez (disparos en ráfaga para tomar fotos de niños o fauna), la luz, poder jugar con los ISO y calidad, calidad y calidad en la imagen. Pero OJO, porque eso también depende directamente de quién está detrás de la cámara.

Te aseguro que si usas una réflex para disparar en automático, los resultados serán bastante malos y tendrías mejores fotos con una compacta. La razón es simple: las réflex están hechas para ser usadas en manual y sólo así sacas lo mejor de ellas. En cambio, las compactas están creadas para usarlas en automático y tienen modos inteligentes para facilitarte la vida.

En conclusión ¿réflex o compacta?: depende de tu bolsillo, si prefieres lo práctico o no, de lo que andes buscando en tus fotos y si estás dispuesto a aprender e invertir. Ahora, si te vas a comprar una réflex para usarla en automático y lucirte con una mega cámara, te darás cuenta que tu lujo pronto se convertirá en estorbo.

Aquí puedes leer la parte 2 ¿En qué fijarse al comprar una compacta?. Y pronto parte 3 ¿Elijo una semi profesional o profesional?

 

2 thoughts on “Consejos para comprar una cámara

  1. Pingback: ¿En qué fijarse al comprar una cámara compacta? – evelyn pfeiffer

  2. Pingback: ¿En qué fijarse al comprar una cámara compacta? – evelyn pfeiffer

Deja un comentario